19898_10151743348376908_138523450_n

Vamos a cuidar los pies durante todo el año

El cuidado de los pies ha de ser fundamental durante todo el año.

Es cierto que cuando llega el buen tiempo destapamos nuestros pies y le dedicamos un mimo especial y los cuidamos más.

Pero su cuidado no ha de ser estacional.

Hace muchos años, leyendo una entrevista a una dama de alta sociedad catalana , recibió a su entrevistador en su domicilio descalza.

El periodista cuando ya tenia la entrevista avanzada, le expresó su extrañeza por su hábito de ir descalza. Ella comentó que era la mejor manera de activar correctamente su circulación y le proporcionaba una gran relajación. Pero sobretodo, expresó lo importante que era para el bienestar del todo el cuerpo, que se tenía que extremar el cuidado de los pies. Que era fundamental tenerlos bien hidratados, las uñas perfectament cortadas, y extremar su cuidado si había tendencia a las duricias. Y todo ello efectuarlo durante todo el año. Acabando por reseñar , que  la prueba que una persona era escrupulosa con su cuidado personal era observar el estado y cuidado que efectuaba a sus pies…

Esta dama tenía mucha razón. Unos pies cuidados no es solo tener las uñas esmaltadas en verano.

Un correcto cuidado de pies es efectuarles cada semana una efoliación de talones y demás duricias (en el mercado hay limas especializadas, incluso tornos domésticos indicados para estos menesteres) ,retirar periódicamente las cutículas secas de las uñas. Mantener siempre bien cortadas las uñas. Hidratar y nutrir en profundidad toda la piel,

Cuando los piés están extremadamente estropedados no dudar de acudir a un sanitario especializado, un Podólogo.

No olvidemos que los cuidados a través de una esteticista son cuidados de mantenimiento estético de pies sanos. 

Y procurar tener las uñas lo máximo posible sin esmaltar… ya sé que quedan monísimas esmaltadas , pero no ayudan en nada a su oxigenación.

Así que, a la que ya llegue el tiempo de utilizar el calzado tapado rápidamente limpiarlas e higienizar bién los piés